SOLO SE SALVARÁN LAS CUCARACHAS.

El Corona-virus hace huir hacia una madriguera a la Corona de Gran Bretaña, cuyo Jefe de Gobierno le propone a los súbditos la teoría del máximo de infectados para que se salve el mínimo de inmunizados por el propio virus, vaya, dice, “los británicos tienen que acostumbrarse a ver morir a sus seres queridos”. El otrora encomiado sistema de salud pública NHS ha sido picoteada por las aves liberales a cargo. El rescate será el financiero.

coro 1

El Corona-virus diezma a los italianos que considerándose seres del primer mundo subestimaron el esfuerzo inmortal donde saltó la alarma del virus con ciudadanía desconocida. Eso de encerrarse es cosa de chinos, por demás comunistas. Los italos ya sobrepasan la cantidad de muertos chinos y la Curva de Wuhan contra el COVID19 les queda en un horizonte lejano. Los hospitales públicos colapsan y los privados atienden a los de mejor raza.

El Corona-virus destroza España, ese otro reino del primer mundo, donde la gente de a pie clama por aparatos respiratorios y los hospitales públicos inician la selección darwinista, los más jóvenes que pasen, los mayores con menos esperanza, lo sentimos. Mientras que la ex alcaldesa de Madrid, esa neoliberal con ínfulas de realeza y dinero mal habido a borbotones cortó las finanzas a la salud pública porque eso se parece demasiado al socialismo, se interna con su marido en una clínica privada.

El Corona-virus se siente feliz en la meca de la libertad y en lo que el Presidente lo chotea acusándolo de “virus chino” que morirá en tierra yanqui porque Dios Ama a América, la cantidad de contagiados galopa y los mortales comienzan a caer como moscas. Ya nadie controla nada. Algún pronóstico dice que los muertos se contarán en cientos de miles. La venta de armas aumenta a la espera del zafarrancho por la supervivencia. Los ricos, ese espléndido 1% reactivan y reequipan sus búnqueres, aquellos que tienen preparados para la guerra nuclear que algún día echarán, habido el preludio exitoso de Hiroshima y Nagasaki, los bravucones de la Casa Blanca.

El Corona-virus llega a Latinoamérica y sin creerse el manjar que le expone ese capitalismo tercermundista periférico, empobrecido, desarticulado, estratificado en clases innombrables, con sistemas de sanidad precarios se dispone al festín. Cuba se le atravieza en el camino, le dicen que allí el socialismo tiene uno de los mejores sistema de salud y sanidad pública en el mundo y las ratas solo andan en las cloacas. Probará para ver si es verdad.

coro mundo

El Corona-virus como la bomba de neutrones no cree en el capitalismo. Todo quedará en pie excepto los mortales, ese 99% inmunodepresivo por su eterna carrera de ratas. Son los animalitos equivocados. Sólo se salvarán las cucarachas. Esas que saliendo poco a poco de sus cuevas pasada la lluvia ácida con las coronas ajadas volverán sobre sus andanzas para mutar el capitalismo a ver si aguanta los próximos virus.

……………………………..

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s