“El Mierdal de Miami”

“El Mierdal de Miami”Reynaldo Arenas.

Sufre el Miami anticubano la rabia porque Fidel fue sembrado de cara al sol bajo la mirada de Martí. Sufren el legado vivo de la Revolución Cubana. Rabian de júbilo al golpe de cacerolas, ponen al desnudo su baja condición humana, su caverna cultural y su reaccionaria estirpe ideológica. ¿Qué le está diciendo a los cubanos esa señal política de esa clase anticubana miamense?

Como las rancias pequeño-burguesías en América Latina asidas al sonar de cacerolas, el auto denominado exilio cubano miamense y sus secundantes de reciente migración programaron e hicieron su nuevo cacelorazo por otro 1ro de Enero de la Revolución este 2021.

El mensaje político es explícito y descarnado. Lo vimos cuando la burguesía chilena y su clase media salían a cacerolazos a las calles hasta que en su siempre subalterna condición de la alta burguesía y la oligarquía juntos dieron el golpe de estado, siempre bajo la dirección de Whashington, asesinando al socialista Salvador Allende y a decenas de miles de chilenos para recuperar el poder del capital, ese que acumulan a costa del trabajo ajeno. Salían en Argentina contra el gobierno progresista de Cristina Kirchner hasta que lograron reinstalar el neoliberalismo derechista de la mano de un representante de la oligarquía golpista, asesina y acaparadora. Han salido y salen en Brasil secundando el golpe político de estado que lo más sucio y corrupto del establishment le dió a la legítima Presidenta representante del Partido de los Trabajadores Dilma Rousseff, para luego impedir de igual forma la candidatura segura a la victoria del expresidente del Partido de los Trabajdores I. Lula. Salen en Venezuela, donde ya pierden los dedos de rechinarlos en las cacerolas contra el Gobierno de la revolución bolivariana, intentando todo lo imposible por derribarlo y devolver el país a la condición  de oprobio de la antirepública burguesa.

La fauna cubana-miamense a fuerza de no poder pide el fascistoide cacerolazo contra Cuba. 

Reynaldo Arenas – escritor cubano laureado en Cuba y reconocido internacionalmente por su obra literaria – huye de Cuba por sufrir, según expresaba, represión en la Isla por su condición de gay y su espíritu libertario. Escribe una novela obscena de sesgo autobiográfico y poco vuelo literario, Antes que Anochezca,  donde denuncia “el régimen de acoso” que según expone lo asfixiaba en Cuba. El mundillo cinematográfico norteamericano no desaprovecha la oportunidad y le tributa una película donde narra el “infierno vivido por el escritor homosexual en Cuba”. La Administración estadounidense de turno no le daba un cupo de las 20 mil visas que se comprometían por el Acuerdo Migratorio con Cuba que siempre violaban y siguen violando. Varias veces intentó salir de Cuba ilegalmente con la esperanza de llegar con “los pies secos” a las costas de los EEUU. La xenófoba y criminal ley yanqui de 1996 “pies mojados, pies secos” le permitiría estancia y green card al año y un día de ilegal entrada si es que antes, pescado en altamar por la Guardia Costera estadounidense con los pies mojados (aún no en tierra firme) no era por ello devuelto a Cuba. En 1980 el Gobierno cubano declara el Puerto del Mariel como vía franca para salir de Cuba con rumbo a los EEUU. Es una respuesta a la presión de salidas ilegales al amparo de la Ley norteamericana. Arenas sale por el Mariel hacia Miami.

Lo único que evita el film norteamericano sobre Reynaldo Arenas es contar  sobre la catadura moral del “exilio cubano” miamense donde se refugia el escritor.

El mierdal de Miami” así expresado en esa novela autobiográfica, es el calificativo que a Arenas le merece esa comunidad cubana allí atrincherada. Su condición de gay y su talento literario lo hacen blanco de la fauna política del Miami “cubano”-americano. Acosado y agredido ve cerrada toda puerta para ejercer allí su talento profesional. Huye de Miami espantado de todo. En 1990 se suicida en Nueva York en profunda penuria material y moral, exiliado en sí mismo del mundillo de esa fauna anticubana. Se arranca la vida en fase terminal de SIDA, enfermedad que ya para esa época no mata en Cuba por la desarrollada terapia que el sistema universal de salud cubano ya lograba.

La muerte natural de Fidel a los 90 años de edad habiendo salido airoso de más de 600 atentados perpetrados contra su vida por 10 Presidentes norteamericanos, desata la euforia de ese penoso “mierdal”. El auto exilio miamense sale a las calles a rabiar de alegría por la muerte de un hombre que no pudieron matar por mucho que lo intentaron. Así de torpes mentales en su alegría. Es ese exilio anticubano que se embarcó en la invasión de Bahía de Cochinos como mercenarios pagados y entrenados por la CIA para volver a morder la derrota bajo el Patria o Muerte cubano en el suelo que han pretendido reconquistar, junto a la burguesía y la oligarquía poseedora de Cuba a la que pertenecían o descienden y la oligarquía yanqui frustrada porque la fruta se pasó de madura y les embargó todo su capital expoliador en la Isla.

Con el triunfo de la Insurrección popular organizada y diriga por Fidel contra el régimen del sargento Presidente secuaz de los EEUU, esa clase huye despavorida de Cuba. Atrás deja las posesiones inmobiliarias  y económicas y una estela de pobreza y exclusión a la que llevaron a los cubanos durante la larga tragedia nacional desde la colonia española hasta la neo-colonia yanqui. Puesto que es una clase hereditaria, tal como acuñara el carácter del estado brasileño el sociólogo Jerzy Sach al frente de la Cátedra de Altos Estudios Sociales de la Sorbona de París. Cuando huyen se llevan consigo todo el capital mal habido y toman la Florida, Miami, con el apoyo material y político del Gobierno estadounidense. Convierten a Miami en la capital de la corrupción y la baja política de los EEUU. Caldo de cultivo del clasismo, la explotación del trabajo ajeno, el rasismo, la violencia, el narcotráfico y la drogadicción, como expiran por todos los poros las sociedades latinoamericanas de las que Cuba con su revolución sociocultural se aleja años luz. Fundan cuántas organizaciones criminales se les ocurre para asediar y asesinar cubanos en la Isla y en los propios EEUU. Viven en la eterna frustración de ver que la Revolución no cae y desarrolla sus programas sociales de inclusión y redención humana. Mantienen envenenado Miami contra los migrantes que posteriormente llegan en pos del paraíso económico con máscaras de refugiados políticos. Es el puro “mierdal” que sufrió en carne propia Reynaldo Arenas.

La rabiosa alegría de ese autoexilio derrotado por la Revolución cubana deja claro de una y por todas que a 90 millas de la Isla anida el revanchismo clasista que no ceja y no duda en hacer la guerra de reconquista  de Cuba por todos medios. Y en ello contará con el apoyo de los Gobiernos de los EEUU. ¿Quedarán dudas en el pueblo de Cuba? Ahí tiene Cuba, en Miami, el retrato de lo que sería la isla, tan parecida al burdel de lo que fue en la anti república burguesa, si es que sucumbe bajo el capitalismo nuevamente el país.

Las reformas económicas que ha emprendido Cuba crean las condiciones para la penetración del capital foráneo. El autoexilio anticubano en los EEUU es un termómetro. Las sensaciones mezcladas se apoderan del mismo. “Cuba tiene derecho a organizar su economía como entienda” – declara ahora un senador-zorra de ascendencia cubana, con el cinismo de quién atina a ver en las reformas que la fruta está madurando, votando al mismo tiempo por el bloqueo económico de su país, los EEUU, contra Cuba, que siga haciendo de las suyas para que a la economía cubana le cueste remontar la cuesta. Las contradicciones entre los duros y los suaves cunden. La esperanza de que esa pesadilla a la que le llaman “sueño americano” se cumpla en tierra cubana se torna excitante. Convertir la isla en el small-medium-business privado que no pueden hacer en Miami porque allí se es mano de obra barata a “7 kilos la hora”.  La certeza que las propiedades en esa “Cuba sedienta”, crecerán por la lógica capitalista de la explotación del trabajo ajeno, ya quita el sueño. “La libertad económica trae libertad política” – acota el senador-yanqui de ascendencia cubana. Sabe lo que dice, de la libertad económica del capital apropiado por pocas manos para explotar el trabajo de esa inmensa mayoría de asalariados que lo reproduce y permanece en la esclavitud económica y política. Lo tiene ahí mismo en los propios EEUU y pretende la ceguera de los cubanos para que no lo adviertan. La idea de la república burguesa toma cuerpo ilusionada en explotar la ventaja económica que permitiría reactivar en Cuba la pequeña y mediana burguesía propietaria. Ahora con Biden, a pesar de que tantos votaron por Trump, todo es posible. Algo parece que se pierde de vista, “Cuba no es Miami”.

La lucha por poner la revolución social sui generis habida en los rieles de la revolución socialista no ha hecho más que empezar en Cuba. El legado está en manos de esa juventud que convirtió el mierdal de San Isidro en la redensión del Parque Trillo.  La Cuba Posible lo será para todos  sólo si socialista, aunque no lo sea con todos aquellos que a la degradación humana del capitalismo deciden acoplar sus vidas.   

……………………

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s