La “bestia negra” toma pista para anunciar el fin de la política de las cañoneras. En apenas cien años el Presidente se pasa de un barco de guerra al Jet de la guerra por otros medios. Es el Imperialismo, no os asombréis de nada.

El avión norteamericano toma pista en la Habana. El baile de los disfraces toma una calle. Unas “Damas de Blanco se quedan en blanco” para enojo de Reuters & Cia. esas aves rapaces al servicio del capitalismo revuelto y brutal. Repudiadas por las emblemáticas Abuelas de Plaza de Mayo argentinas esas “Damas” se pasean todos los domingos en actuación mercenaria por una conocida avenida habanera. Estas llamadas “Damas”, una de las más primitivas manifestaciones de la contrarrevolución en Cuba, vestidas como palomitas en cuerpo de perro rabioso montan su show de mal gusto y pasan el cheque a la Fundación Cubano-Americana que desde los EEUU las financia.

En Cuba a nadie le caben dudas ni le faltan pruebas. Estas mujeres, fajadas entre sí por los 17 mil dólares que reciben de una organización responsable por decenas de asesinatos de cubanos en Cuba, reducidas a un puñado de supervivientes de la fauna política pro yanqui, chocan una y otra vez contra los cubanos. Sin poder levantar al pueblo en alguna contrarrevolución de colores Made in CIA como la ucraniana, la libia, la tunecina o la egipcia hacen el ridículo el domingo en que B. Obama pisa las calles de la Habana.

Autorizadas a manifestar en sus marchas domingueras su cipayismo con los gobiernos de los EEUU, este domingo las “Damas” se lo dedican a Obama y le vuelve a salir al paso una barriada de gente que las barre y le pone ritmo de conga carnavalesca cubana a esta escuálida gentuza pro yanqui. En su primitivismo intelectual y político piden que se mantenga el Bloqueo Yanqui contra Cuba. Obama viene haciendo porque se le ponga fin. Estas mujeres blancas por fuera y verdes por dentro no entienden ni a su amo. Más valen 17 mil dólares manchados de sangre en mano que millones volando … para cuando se levante el Bloqueo.

La otra contrarrevolución derechista vestida de oposición democrática bajo el título que los medios capitalistas le ponen y repiquetean en el mundo de “sociedad civil independiente” será recibida en complicidad por B. Obama. Esa gente si entiende de qué va la cosa. Han venido siendo financiada por otras vías menos comprometidas públicamente que la de las “damas blanqueadas”. Esa gente, más educada, siempre en los centros gratuitos de educación general y superior de Cuba, conoce del “Carril II de la Declaración de Santa Fe” auspiciada por el cowboy D. Reagan. Esa plataforma imperialista que de acuerdo a Barack Obama tiene como objetivo “torcerle el brazo” a aquellos que no obedecen el poder oligárquico de los EEUU en el mundo, sólo que de una forma blanda. Esa plataforma es la que le viene al dedillo a la derecha pro capitalista y pro yanqui que se monta en Cuba. A ese “Carril II” no le conviene el Bloqueo económico, financiero y comercial delos EEUU contra Cuba, por lo tanto esa oposición derechista anti cubana no gritará como las primitivas “damas” que se mantenga el Bloqueo.

Obama desciende en la Habana entre dos aguas. Entre la lluvia isleña que le tira un baño de agua fría al Presidente del Imperialismo yanqui y los cubanos sencillos y curtidos por las agresiones de la doblemente “bestia negra” que rodará blindada por la ciudad. La bestia negra toma pista para anunciar el fin de la política de las cañoneras. El Presidente se pasa de un barco de guerra al Jet de la guerra por otros medios. Es el Imperialismo, no os asombréis de nada.

Fidel, declaran las partes, no recibirá a Obama. En esta otra apuesta de la diplomacia del deporte Obama lanzará la primera bola del partido de béisbol entre los Tampa Bay Rays y el Equipo Cuba, pero Fidel no estará en ese cajón de bateo. No es la edad. El revolucionario que le dijera NO al Imperialismo y levantara a todo un pueblo contra el dominio sobre Cuba, opta por seguir a la distancia política imprescindible la visita del “Flautista de Hamelin”. No puede ser que Fidel no conozca quién es Obama y lo que significa como representante negro belicista del imperialismo anglosajón. Raúl Castro no recibe a Barack Obama en el aeropuerto, ¿ha querido el protocolo que ese honor no hable de pleitesía de David frente a Goliat?. En París F. Hollande, socialista de nombre, no recibe a R. Castro a la escalerrilla del avión y no pasa nada en la culta “Ciudad Luz”, salvo las voces de derechistas cubanos a los que la limitación mental les lleva a la burla contra Raúl y Cuba en las llamadas redes sociales. Ahora se tragan sus chistes de derechistas acéfalos. Con Obama “solo” en el aeropuerto José Martí, desde el Norte ruge el troglodismo oligárquico en la voz de D. Trump, quien aprovecha para politiquear con la “falta de respeto de una Isla miserable ante el Jefe del mundo en el que él aspira convertirse ”.

Los cubanos este Domingo de Ramos viven su cotidianidad. Cuba no es una sociedad católica ni Jesús era negro, no aterriza en la Habana ningún redentor. La Habana en domingo mañanero se levanta como de costumbre. En casi todas las casas se apurará un buchito de café caliente, como ritualmente olemos desde la infancia salir de los coladores de nuestras madres ayer y que luego gustamos creciendo para convertirnos en un pueblo cafetero donde los haya.

La Habana Vieja, el Casco Histórico de la ciudad que se levanta como Ave Fénix para volver a ser la más bella del Caribe recibe a B. Obama y a su familia. Poco o nada conocen de Cuba. Los limita el analfabetismo político y cultural de los que se han criado bajo la miopía de los imperialismos. Pero sonríen ante las cámaras y los primeros cubanos con que se topan. La sonrisa de Obama es inconfundible, tan igual a aquellas de los colonialistas europeos con espejitos de colores al desembarcar en las costas de Cuba y otros países de la a posteriori América. Entonces en veleros con una espada en la mano y en la otra la cruz del cristianismo con las que colonizarían y sacrificarían a nuestros aborígenes. Hoy con un Jet y la demagogia de la democracia con la que intentarán la neocolonización de la Isla, como tienen neocolonizada a toda América Latina. A casi toda. Venezuela bolivariana se les atraganta, por eso hay que eliminar la revolución desencadenada por Chávez, que el socialismo caiga donde levante cabeza. Cuba ha querido marcar el hecho. El Presidente N. Maduro ha precedido en apenas horas la visita de B. Obama y ha sido recibido en la Isla como ese símbolo que es de la lucha por el socialismo en la región.

Hay en Cuba un proceso de transformación de la sociedad. El Partido en el poder del estado y el gobierno acomete una reforma del sistema socioeconómico que ya no plantea la revolución socialista. Deciden la suerte de Cuba y los cubanos con las miras puestas en una transición socioliberal que apunta indudablemente a un “modelo” de capitalismo de estado. Pequeña y mediana burguesía propietaria privada, burocracia burguesa con las riendas del capital estatal, trabajo asalariado y mercados y acumulación capitalista.

El debate democrático por el socialismo en Cuba está cerrado al pueblo. Cuando Obama levante vuelo y en su Jet se dirija a la Argentina del derechismo oligárquico que acaba de retomar el poder político, Cuba quedará a la expectativa del VII Congreso del PCC que dirimirá sobre lo que, cincuenta años después de no saber cómo hacerlo, ahora entiende por socialismo. La hegemonía del pensamiento único sobre la democracia del soberano, ese sujeto que en Cuba ha dejado de ser revolucionario. La reforma política que se anuncia no podrá más que montarse sobre el reformismo economicista socioliberal emprendido.

La izquierda revolucionaria intenta insertar el debate democrático como corriente popular comprometida con el ideario socialista. Es una pelea cubana contra los demonios. Con ella no se reunirá Obama como “sociedad civil”. Con Obama no se reunirá la izquierda cubana que conoce que “Roma le paga a los traidores, pero los desprecia”. Si la izquierda revolucionaria y el pueblo cejan en el empeño del debate por el socialismo el camino del “Carril II” que inaugura B. Obama quedará abierto y sin obstáculos.

Hoy martes 21 de marzo B. Obama se levantará con el pie derecho a cumplir con la agenda política prevista por la visita que le hace a la manzana de la discordia. El pueblo lo escuchará en un discurso norteamericano a la nación cubana. Hablará de progreso y democracia, eso que no tienen en los EEUU, si de progreso social y democracia a lo Lincoln se trata. Hablará de Cuba para todos, no sólo para los Yanquis de la Doctrina Monroe. Y no querrá saber que Cuba aunque no sea con todos será socialista o no podrá ser para todos, tal como lo sufren los norteamericanos en carne propia con el capitalismo a cuestas.

(publicado originariamente en Kaosenlared, 22 de marzo 2016)

Advertisements